San Lázaro y Perro

San Lázaro, milagroso siempre

Mi tobillo enfermo.

Me dañe un tobillo meses atrás. Consecuencia de un mal paso que dí. Aún sufro de dolores si camino mucho, o sea diariamente.

Ya estamos en diciembre. Como cada último mes del año recibimos invitaciones. Amigos y familiares nos llaman para participar en las fiestas y celebraciones.

El día 17 se festeja a nuestro milagroso San Lázaro. Aunque escéptica soy muy tolerante. Respeto mucho las creencias de los demás. Por eso no dude en asistir cuando me hablaron de una velada para consentir a Babalu-Ayé.

Rituales habaneros

Este ritual de aprobación al milagroso San Lázaro, en la ciudad habanera se multiplica. Por casas, apartamentos y espacios se comparten dulces, rones, tabacos mientras se veneran la muleta, los perros y al santo que los lleva.

Sin importar si eres creyente de hueso colorado o un ateo desmadrado, aprovechamos la menor oportunidad para rodearnos de amigos y disfrutar de un trago, un pastelito, o simplemente de una agradable conversación que podría terminar en discusión de la pelota o baseball que es el deporte mas practicado en la Isla de Cuba.

Justo a la medianoche, momento en que el milagroso San Lázaro quizás esta aún mas pendiente de nosotros. El amigo que me había invitado me aconsejó que siguiendo la tradición, tocará la maraca para pedir los tres deseos.

Ruego para todos los cubanos

Imaginarán que mi ruego sería para mejorar la salud de mi pie. Pero no fue lo que hicé; sabía muy bien que la única culpable de mis dolencias era yo misma al insistir una y otra vez en calzarme zapatos demasiado altos que disimulen lo pequeñita que soy. Arrodillada en el altar, rodeada de frutas, dulces, velas y bebidas; zarandeé la maraca para pedirle al milagroso San Lázaro mis tres deseos.

Poder disfrutar siempre la alegría infinita de mis amigos

La unidad de todos los cubanos sin importar religión o creencias

Que el milagroso San Lázaro me concediera mayor precaución para mirar mejor por donde piso

Este artículo es versión del publicado originalmente por Moraima Borges Mariscal en el blog, Caminos y Andares, el 16 de diciembre de 2012, con el título de “Milagros de San Lázaro”. Reconocemos y respetamos absolutamente su pleno Derecho de Autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *