Misterios y ciencia

Nuestras vidas están llenas de coincidencias misteriosas. Cuando nos cuestionamos si son o no fruto de la casualidad, inevitablemente nos lleva a preguntarnos qué hay del otro lado de la vida. ¿Qué hay más allá de lo conocido? En este artículo no es posible dar respuesta a esta pregunta. La relación entre «Misterios y ciencia» es compleja y difícil de tratar.  Hoy sólo pretendemos comentar algunas ideas que te pueden resultar útiles para abrir tu corazón al mundo espiritual.

Misterios

Nadie puede decir con certeza de lo que existe más allá de la muerte. Ni siquiera aquellos que han vivido experiencias de reencarnación pueden hacerlo, pues les es imposible demostrar con hechos tangibles que han habitado otro mundo. Por tanto existen miles de teorías y creencias sobre el misterio del otro lado. En este blog hemos estudiado al Milagroso San Lázaro, a quién Jesús le dio la maravillosa oportunidad de volver y contar su experiencia y el poder de Dios. Sin embargo, no podemos escuchar su palabra directamente.

La gente común suele desdeñar las experiencias que no viven personalmente. De manera que no pocos ponen en duda la misma existencia de Dios. Por eso cuando un materialista siente su primera experiencia paranormal, la reacción inicial es negarse a sí mismo. Se dicen “no estoy loco, estoy agotado” y repite mil veces aquellas palabras terribles «los fantasmas no existen». Pero esa duda lo acompañará siempre, mientras los misterios rondan una y otra vez, demostrando la simplicidad del mundo terrenal. Y no queda entonces más que hacer. Hay que salir a buscar el milagro.

La búsqueda de la verdad nos lleva por distintos caminos de prueba y error. Por lo general en la edad adulta cada uno de nosotros ha logrado alcanzar sus propias respuestas. Las preocupaciones por el Misterio han estado vigentes en toda la historia de la humanidad. Y esto tiene una estrecha relación con la búsqueda de lo que somos hoy en el plano individual y nuestro aporte al inconsciente colectivo.

Ciencia para estudiar los Misterios

Misterios y ciencia son una dualidad que parece no tener relación, pero les sorprendería la cantidad de científicos que se adentran a investigar fenómenos paranormales, espirituales y místicos desde diversas posiciones. La ciencia intenta develar misterios, pero aún no llega a cubrir todas las teorías. Participan en estos estudios especialistas en física, matemática, astronomía, psicología e incluso arte. Pero por más que se integren en equipos multidisciplinares no llegan a conclusiones definitivas.

¿A qué se debe que la ciencia sea incapaz de resolver el misterio último de la naturaleza? Pues a que somos parte de la solución y aún no nos conocemos tan profundamente como creemos.

La vanidad de la especie humana nos lleva a chocar con la misma piedra y a desdeñar la sabiduría espiritual. Eso sin contar que “el otro lado” se manifiesta a su propia forma. De manera que seguirán existiendo diversas interpretaciones de los mensajes divinos, y de los misterios del más allá. Es imprescindible que cada persona aprenda a leer, a observar, a identificar los símbolos, los ciclos de sueños y los “efectos ópticos” que le circundan, para encontrar sus respuestas propias. Porque sin fe la vida es una carga insoportable.

Giges Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *