Lágrimas de San Lorenzo

Una lluvia de estrellas se avecina. Entre el 8 y el 13 de agosto de 2018 podremos disfrutar, como cada año, de un fenómeno astrológico impresionante: las Perseidas. En España esta curiosa actividad de meteoros en el cielo nocturno también se conoce como Lágrimas de San Lorenzo.

El martirio de San Lorenzo

San Lorenzo se considera uno de los primeros archivistas de la Iglesia Católica. Por esta razón es el patrón de los bibliotecarios. Su nacimiento se estima hacia el año 235 después de Cristo. La mayoría de los historiadores ubican su ciudad natal en la región de Hispania, específicamente en Valencia. Se cree que en esta ciudad transcurrió su infancia y juventud. En el año 257, Lorenzo fue ordenado diácono. Entre sus funciones estaban administrar los bienes de la Iglesia en una región romana, controlar los archivos y cuidar de los menesterosos.

El emperador Valeriano proclamó un edicto de persecución en el que prohibía el culto cristiano. Se dice que su verdadero interés era controlar las riquezas que atesoraba la iglesia en aquella región. Lorenzo, como diácono regionario que adoraba la fe en Cristo se opuso a ello. Se presentó ante quienes lo juzgaban, acompañado de un grupo de hombres pobres y dijo que ellos eran el verdadero tesoro de la iglesia. Fue martirizado en Roma. Su cuerpo vivo lo colocaron al fuego en una parrilla, el 10 de agosto del año 258.

Estas fechas coincidían con el paso del cometa Swift-Tuttle, que cada 133 años visita la Tierra. Al pasar, el cometa deja una nube de escombros en la órbita terrestre. Cada año cuando nuestro planeta atraviesa esa región, estos pedazos ingresan en la atmósfera terrestre a una velocidad de 60 kilómetros por segundo. La fricción es tan potente que se sobrecalienta el aire alrededor de las partículas, se queman y se transforman en luz.

Estas estrellas fugaces fueron interpretadas por la población que vivió aquellos sucesos como las lágrimas de dolor de San Lorenzo en su martirio. La leyenda perduró hasta nuestros días.

Las Perseidas, o Lágrimas de San Lorenzo

Se les llama Perseidas por la localización del punto radiante, en la constelación de Perseo. Este año, en la noche del 12 al 13 de agosto será el momento de mayor intensidad. Se podrán ver hasta 100 meteoros por hora.

Para verlas no se necesitan telescopios ni ningún otro implemento. Lo que sí es imprescindible es encontrar un lugar al aire libre, oscuro y de ser posible alejado de luces artificiales.

Si logras ver la lluvia de estrellas no olvides pedir un deseo. Recuerda agradecer tan bello espectáculo a San Lorenzo y a San Lázaro, protectores de los menesterosos.

Giges Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *