hazlo por amor

Hazlo por amor, siempre con amor.

Amor, amor y más amor, siempre amor.

“Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.”

F. Nietzsche.

Que el sentido de tu vida sea el amor.

Cada uno de nosotros asume un camino para su vida. Es lo que le da sentido. En los tiempos que corren muchos viven abrumados por las cuentas que tienen que pagar, ya sea una hipoteca, la renta, el gasto de agua, de luz, alimentos, gasolina, seguros, mensualidades de tarjetas.

Otros se enfocan en el trabajo. Algunos se ocupan de la escuela, los estudios o la lectura. Hay quienes hace de su vida el fitness o llevar un estilo de vida saludable, se hacen veganos o vegetarianos, los que no consumen nada que provenga del mundo animal para no contribuir con la “matanza” de las demás especies.

Están aquellos que sienten un poderoso llamado de Dios y de la fe y encomiendan sus vidas al Señor, o se enclaustran en un convento; o se mudan al Tibet para seguir al Dalai Lama. No pocos se involucran tanto en su trabajo que se “olvidan” de su vida familiar. Y no faltan los que se dejan arrastrar por el camino del mal.

 

con amor todo siempre
con amor todo siempre

 

¿Esto que hago, realmente me gusta tanto como para sentir que lo amo?

Todo lo anterior conlleva pasos y acciones concretas para que el sentido que hayamos determinado, se convierta en nuestra realidad. Entonces viene el tema del ritmo, la velocidad y los medios que ocupamos para lograr nuestro objetivo de vida, esto dependiendo igualmente de cada quien. Muchos lo hacen sin pensar, sin meditar siquiera un momento desde fuera para asegurarse en verdad de que sea ese sentido lo que desean.

con amor te alarga la vidaSe dejan llevar por la rutina, permitiendo que la rapidez del modo de vida actual, la inmediatez del día a día que se está viviendo hoy por hoy te arrastre sin más. Mucho menos se preocupan en preguntarse si siguiendo ese camino se sienten felices, o si al menos disfrutan de momentos de felicidad. Pocos se hacen las preguntas: ¿Me gusta lo que estoy haciendo? ¿Lo amo tanto así como para dedicarle la mayor parte de mi vida? ¿Lo estoy haciendo por y con amor?

Igual sucede con todas las relaciones, particularmente con los matrimonios. Pasan los días, meses, años y nunca se duda. ¿En verdad vivimos felices? ¿Estamos llevando esta unión por el camino del amor?

Vivimos con demasiadas urgencias. El cuidado de los hijos, las relaciones familiares y sociales. Todo eso que nos envuelve y se traduce en; cenas con amigos, navidades con los suegros y los abuelos, cuidados de mascotas, domingos de misa, reuniones de tal cosa. Hacer favores a los demás. Atender nuestras redes sociales. Un sinfín de situaciones que ocupan nuestro tiempo y quizás no nos estén generando un amoroso bienestar.

Si es con amor, siempre vale la pena y nos será devuelto.

Cuando hacemos las cosas con amor. Cuando logramos que lo que amamos sea lo que le da sentido a la vida. Entonces todo se vuelve automáticamente simple, sencillo. Lo que antes resultaba imposible ahora se convierte en un objetivo superado. Cada pequeña o gran acción que concluimos nos dibuja una sonrisa y vamos por la vida compartiendo nuestra alegría y contagiando a los demás del amor que sentimos. Y esto es un ciclo de nunca acabar, pues cuando sembramos amor, es amor lo que recogemos.

amor de manos y corazon

Puede ser difícil preguntarse si lo que has estado haciendo por mucho tiempo es eso que amas. Es duro aceptar que no sea así. Resulta amargo reconocer que estamos viviendo una vida sin amor y peor aún decidir cambiar ese rumbo para re encaminarlo por donde este lo que amorosamente quieres hacer. El asunto es que no hay otra manera de encontrar la felicidad. Por mucho que nos cueste y duela, hay que hacer una pausa, respirar, suspirar, atrevernos a dejar de hacer las cosas porque sí. No importa si es lo que toca, o si es lo que se esperaba de nosotros. Ni siquiera hacer las cosas porque sean malas o buenas.

Haz las cosas siempre con amor. No permitas que tu vida sea aquello que pasa sin sentido y solo por compromiso. Mientras los demás viven sonrientes y actuando siempre gustosamente. El amor es la manera de vivir y ser feliz al mismo tiempo. Que el amor sea el verdadero y único sentido de tu vida.

Tatico Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *