Guías espirituales

Uno de los recuerdos más lindos que tengo de mi abuela paterna es de cuando salíamos a su pequeño jardín a cortar rosas. Ella hacía ramitos y los colocaba en agua, frente a la foto de mi abuelo. Me decía: “Se fue demasiado pronto. Ahora él es mi guía. Siempre me acompaña.”

Guías espirituales, una creencia universal

Las diferentes culturas de todo el planeta tienen en su imaginario a los guías espirituales. Esta figura mística se sustenta en la creencia de que existe una conexión entre el mundo físico y el espiritual que puede ser transitada por seres de luz.

Algunas culturas conciben a los guías espirituales como ayudantes que se nos asignan al nacer. Otras, los explican como una parte de nuestro inconsciente que nos ayuda a encontrar soluciones a través de mensajes simbólicos. Para cada una asumen formas diferentes. Se les visualiza a través de animales, o en una suave ráfaga de viento, en un rayo de luz, en voces angelicales, incluso en sueños lúcidos. Todas estas visiones coinciden en que son energías que participan de momentos trascendentales de nuestras vidas en el plano terrenal.

Una de las creencias más arraigadas es la existencia de los guías ancestrales. Es decir, entidades con las que compartimos una conexión sanguínea. Un guía ancestral puede ser un familiar querido fallecido, o un pariente muerto que nunca conocimos.

También son frecuentes las representaciones de los maestros ascendidos. Son seres que alcanzaron mucha sabiduría en el plano terrenal y reencarnan como entes iluminados. Estos maestros espirituales, ya fallecidos, nos avocan a la búsqueda de la armonía y la felicidad, a través de sus mensajes filosóficos y de la meditación.

Guías espirituales. ¿Cómo contactarlos?

Muchas personas aseguran haber contactado con sus guías espirituales. Son experiencias inolvidables. Pueden surgir inesperadamente o puede llegarse a ello tras dominar ejercicios de meditación y visualización. Para conseguir abrir un canal de comunicación con nuestros guías espirituales lo primero evidentemente es tener fe en su presencia.

La correcta predisposición emocional es imprescindible para establecer un vínculo saludable con nuestros guías espirituales. Porque forzar la comunicación no da resultados. Mejor dicho, no da resultados positivos. Es necesario tener un estado receptivo, abrir la mente y limpiar el alma. Destierra los pensamientos negativos. Céntrate en encontrar paz interior. Sigue nuestra página web, en próximos posts comentaremos algunos ejercicios de relajación que puedes hacer para lograrlo.

Aprender a escuchar

Todos tenemos Guías Espirituales. Puedes creer o no en su existencia. Ellos simplemente están allí para cuando los necesites. Si sientes que recorres tu camino en círculos, que te abruma la vida cotidiana; que cuesta encontrar salida a las adversidades; quizás sea el momento de dejarlos entrar en tu vida.

Tu guía espiritual te ayuda y orienta, es tu ángel de la guarda. No importa si viene a ti como lo imaginan los nativos americanos en forma de animal, o como los cristianos en la divina representación del arcángel; o si quieres entenderlo como tu propia voz desde dimensiones superiores. Encontrará el momento de llegar a ti para que escuches sus mensajes. Tu misión es aprender a escuchar.

 

Giges Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *