Milagro de la Luz

El Milagro de la Luz

Hoy traemos la historia de un milagro que no es de nuestro benefactor San Lázaro: la leyenda del Milagro de la Luz. Este milagro se le atribuye a la Virgen de Monserrat de Cataluña; también conocida como “La Moreneta”, Virgen del Valle, Virgen Morena, Virgen de las embarazadas o Nuestra Señora Santa María de Montserrat.

La Virgen de Monserrat de Cataluña. La Virgen Morena.

Virgen de Montserrat
Virgen de Montserrat

En la imagen que vemos encima se aprecia una estatua de la Virgen ubicada en la antigua iglesia del Carmen, actual Monasterio de Monserrat de Cataluña. Esto es en España, en la región central de Cataluña provincia de Barcelona; comarca del Bages cuya capital es la ciudad de Manresa. Allí se encuentra la montaña de Monserrat de Cataluña, un cerro cuyos extraños y peculiares relieves le han otorgado fama internacional.

Cerro de Montserrat
Cerro de Montserrat

Corría agosto del año 1339. Según los propios habitantes manresanos se pretendía construir una acequia para contar con agua sin depender de las lluvias. Solicitaron un permiso real para tal empresa. De manera inusual este reclamo fue rápidamente atendido y aprobado por el rey Pedro III, quien al mismo tiempo disminuyó los impuestos contribuyendo así con la realización del proyecto. Correspondió a los barceloneses, Pere y Simó de Rodener junto a Guillem Catá el encargarse de la obra.

Sin embargo a pesar de la necesidad vital de este proyecto, el obispo de Vic, Galzeran Sacosta, se opuso. Convenciendo a los demás de no pagar impuestos para su financiamiento e intentar frenar la construcción. Todo debido al egoismo de pretender quedarse con toda el agua para sus propias tierras.

¿Qué nos cuenta la leyenda del Milagro de la Luz?

Proveniente de la montaña de Montserrat bajó una luz hacia la antigua iglesia del Carmen. Entró por los cristales principales para iluminar la bóveda central. Separándose en tres haces que encandilaron la capilla de San Salvador, la capilla de la Santísima Trinidad y la mencionada entrada. Para de nuevo juntarse y regresar hacia Montserrat finalmente. Todo esto junto al sonido de unas campanas que absolutamente nadie tocó. Era el 21 de febrero de 1345.

Este hecho milagroso se usó como explicación de que ante los desacuerdos entre la ciudad y el obispo Galzeran Sacosta, Dios se ponía del lado de la ciudad. Si debía hacerse el canal. El mismo obispo cuando conoció el milagro decidió eliminar la prohibición, pero murió el 5 de abril de 1345 y no pudo hacerlo.

El que sería nuevo obispo, Miguel de Ricomar tomó posesión el 12 de mayo de 1345. Él se apresuró a resolver el conflicto. Pero no fue hasta el 19 de noviembre de ese mismo año. Es entonces cuando se redactan, aprueban y firman los capítulos y condiciones del acuerdo entre el obispo y la ciudad. Finalmente con esto terminar la realización de la mencionada empresa.

Este relato es un claro ejemplo de como los milagros ocurridos a lo largo de la historia del mundo, han influido a través de las creencias y la fe en las mas diversas decisiones de los pueblos.

Tatico Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *