El loco del tarot

En post anteriores hemos hablado del tarot. Comentamos sus orígenes y su eficacia como método de adivinación. Esta vez dedicamos un espacio al loco del tarot. Un arquetipo interesante que no dejará a nadie indiferente. ¿Cómo me atrevo a asegurarlo? Porque hay un loco oculto en cada uno de nosotros.

Autoconocimiento

El tarot es mayormente entendido como método de adivinación. Sin embargo, estas cartas pueden utilizarse como instrumento de meditación y autoconocimiento por personas a las que no les interese el ocultismo en ninguna de sus variantes.

El simbolismo de las barajas del tarot permite a las personas que interactúan con él encontrar caminos directos a su inconsciente. De esta manera sensaciones, pensamientos e ideas que durante mucho tiempo han estado ocultas en los más profundos cajones de nuestra mente, afloran de inmediato y nos permiten una reflexión introspectiva.

Al interactuar con el tarot en búsqueda de autoconocimiento suele ocurrir que las personas logran identificarse a sí mismas, o a sus familiares y amigos, con personajes de los arcanos. Cuando profundizan en el simbolismo que acompaña a esa baraja descubren una curiosa foto que revela tanto su lado de orgullo como sus oscuros pensamientos o defectos. De ahí quizás la aversión que muchas personas sienten por los practicantes de este arte adivinatorio.

El loco

El loco no tiene número fijo en el tarot. Él se mueve por la vida con absoluta libertad. Cuando lo hace, trastorna el mundo a su paso, pero sigue indiferente. Tiene un camino y no piensa abandonarlo. A menudo deja heridos a todos los que lo quieren y ni siquiera parece notarlo cuando avanza con su paso feliz.

Viaja con una mascota. Un perro que va mordiendo y rasgando su ropa en un intento de prevenirle de los peligros de este mundo.  Mas nada le detiene. Una idea le obsesiona. Lo mueve el instinto, no la lógica.

Hay personas que viven bajo el signo del loco toda su vida. Quizás conoces a alguno o te reconoces a ti mismo en este arquetipo. A priori puede parecer negativo por esto de llevar una existencia que constantemente tienta a la suerte. Pero uno de los mensajes más importantes de este arcano está en la renuncia a la estabilidad y la riqueza, en aras de alcanzar su evolución interior.

Él descubrió que el camino es infinito. Quiere conocer todos sus secretos. Es ese conocimiento su gran herramienta para cambiar el sentido de nuestras vidas cuando se acerca. Pero el loco se siente incapaz de seguir nuestro rumbo. Hacerlo implica volver a la realidad, algo que todos a su alrededor desean. Pero para él sería un salto al vacío.

Hay un poco del loco en cada uno de nosotros. Algunas personas controlan sus deseos de descubrir el mundo a toda costa y no se dan cuenta de que con ello sacrifican su evolución espiritual y psíquica. Otros se dejan llevar por el canto del loco y se contagian de su energía en un continuo triunfo. No hay recetas en la vida. Debes encontrar tu arquetipo y aprender a evolucionar interiormente, sin miedo a saltar al vacío.

Giges Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *