San Lazaro Betania

Betania, la ciudad de Lázaro

Betania era una aldea en la falda del Monte de los Olivos, cerca de Jerusalén. Jesús hizo que su nombre apareciera por siempre en los mapas cuando obró allí uno de sus más conocidos milagros: la resurrección de Lázaro.

Betania, casa de los pobres

Betania es actualmente una pequeña comunidad que pertenece a Palestina. Su población rural sufre continuas presiones del ejército israelí, con el fin de lograr su progresiva ocupación.

Se encuentra en una ladera de montaña. La mayor parte del territorio se caracteriza por ser árido. Tiene una economía deprimida y recibe poco turismo, aunque la zona construida posee un centro histórico que se conserva en buenas condiciones. De modo que en el futuro podrá desarrollar su potencial como recurso turístico.

Una de las actividades económicas más comunes en la región es la ganadería. Los pastores que aparecen en tantas historias bíblicas viven allí todavía. Con su simple y sobria existencia, evocan los tiempos divinos en que el Señor recorría en sandalia largos caminos pedregosos para visitar a sus familiares y amigos.

Las dos Betania

Existen dos Betania. La más conocida es la Betania cerca de Jerusalén. En esta población vivían Lázaro y sus hermanas María y Martha. Por la importancia histórica y religiosa de Betania, se desarrollan allí proyectos de investigaciones arqueológicas periódicamente. Las excavaciones han sacado a la luz las ruinas de la Betania bíblica en que vivía Lázaro.

Esta población se encontraba más alta en las montañas, pero en la misma región al oriente del Monte de los Olivos. Se extendía junto al camino a Jericó y aproximadamente a dos millas de Jerusalén. En ella vivió Jesús gratos momento con sus discípulos y amigos. Y obró uno de sus milagros más conocidos, el resucitar de Lázaro.

La tumba de Lázaro es el lugar más importante de Betania. Originalmente se encontraba fuera de la población, cumpliendo con la normativa de la construcción de ciudades judías. Con el paso del tiempo dio lugar a la formación de otro pueblo, Al- Azariyeh, cuyo nombre árabe se deriva de “Lazarium”.

Muchos peregrinos viajan a la cueva sepulcral de Lázaro. Los arqueólogos han encontrado restos de hasta tres iglesias superpuestas en el mismo lugar. Actualmente hay una que puede ser visitada por quienes se acercan al lugar para conocer la tumba de Lázaro.

La otra Betania

Al otro lado del río Jordán hay otra Betania. En algunos textos bíblicos no aparece como una población sino como el lugar en que Juan Bautista daba a los devotos el primer sacramento. Esta Betania es también conocida como Bethabara. En la actualidad pertenece a Jordania y recibe cientos de visitantes cada año.

Como en el caso de la tumba de Lázaro, en este lugar se han erigido varias iglesias con el paso del tiempo. Es un santuario de gran importancia para los cristianos pues se cree que fue allí donde Jesús fue bautizado. Quienes han estado aseguran que es una zona militar protegida tanto por jordanos como por israelíes. Esto se debe a que la frontera la marca el río Jordán, con tan solo tres metros de distancia. En efecto, el Jordán es famoso, pero estrecho y de poco caudal.

A veces idealizamos los lugares místicos. Luego, al llegar a ellos, sufrimos una irreparable decepción. Por eso es importante al emprender un viaje espiritual despojarnos de ideas preconcebidas. Documentarnos sobre las características geográficas del sitio al que vamos. Investigar un poco sobre cuestiones históricas y sobre la realidad socioeconómica y política. Porque podemos llevarnos verdaderas sorpresas. En otras palabras, quienes han estado allí han tenido que mirar con el corazón para construir la verdadera experiencia.

Betania, la casa del bote

Betania, también se puede traducir como la “casa del bote”. Aunque estén en las laderas de secas montañas, las dos Betania tienen una estrecha relación con el río, o con el mar.

Junto a la Betania de Lázaro, descendiendo el Monte de los Olivos, reposa el Mar Muerto.

Giges Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *